Iluminación de dormitorio

Iluminación de dormitorio: creando nuevos espacios

Las habitaciones requieren una iluminación específica en función de las actividades que en ellas se llevan a cabo. Dada la importancia fundamental de la luz en el uso práctico y recreativo de un espacio, ninguna estancia representa mayor reto para iluminar que el dormitorio.

Se trata de la habitación en la que probablemente pasamos la mayor parte del tiempo, razón por la cual, aunque sea de forma inconsciente, debe crear una variedad de ambientes diferentes, dependiendo de la hora del día y del estado de ánimo. Ya sea una atmósfera romántica, adormecedora o funcional, el dormitorio y su iluminación sirven como telón de fondo para los momentos clave en nuestras vidas. Con la luz adecuada en la dormitorio se pueden crear las condiciones óptimas para dormir, leer o tener un encuentro romántico. Un espacio idóneo para que diseñadores de interiores e iluminación pongan en práctica su arte.

La variedad de tipologías de iluminación adquieren nueva vida en el dormitorio: luminarias de pared colocadas junto a la cama para crear atmósferas y facilitar la lectura, piezas colgantes que funcionan igual como decoración y fuente de luz, luminarias de pie para dar profundidad al ambiente y acentuar rincones específicos de la habitación. Aunque normalmente el dormitorio es un espacio poco habitado durante las horas de luz natural, con la llegada de la noche adquiere una identidad completamente independiente, convirtiéndose en la antesala al mundo inconsciente, el altar para la más necesaria de las actividades humanas: dormir.

Veamos algunos ejemplos de los dormitorios más innovadores.